Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo Caracol Sports blanco Notifiiaciones
Active las notificaciones para estar siempre informado del deporte nacional e internacional con Caracol Sports.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

LeBron James, jugador de Los Ángeles Lakers.
LeBron James, jugador de Los Ángeles Lakers.
/ AFP

LeBron James comandó una nueva victoria de Los Ángeles Lakers: anotó 48 puntos

Aunque Los Ángeles Lakers no pasan por su mejor momento en la NBA, LeBron James firmó una nueva actuación brillante para derrotar a los Houston Rockets.

Con una impresionante exhibición de 48 puntos de LeBron James, Los Angeles Lakers, después de tres derrotas seguidas, vencieron con apuros a los Houston Rockets, el equipo con el peor balance de la liga, en el partido que cerró la jornada especial de la NBA por el Día de Martin Luther King (140-132).

Tras convertirse en el segundo jugador en la historia en alcanzar los 38.000 puntos, LeBron dio un recital con su mayor anotación de la temporada y sumó también 8 rebotes y 9 asistencias.

Publicidad

Las recientes decepciones ante los Dallas Mavericks y los Philadelphia 76ers escocieron en Los Ángeles, especialmente esta última con las críticas de LeBron y Russell Westbrook a los árbitros por no pitar falta en la última defensa de Joel Embiid.

Con este panorama, la visita de los Rockets llegaba en el momento perfecto.

Inmersos en una reconstrucción radical, estos jóvenes Rockets se presentaron como colistas del Oeste y con una dolorosa mochila de diez derrotas consecutivas.

Sin embargo, los Lakers (20-24) dieron una imagen gris: LeBron extendió su magnífico momento pero el equipo acusó los descansos de su estrella, careció de continuidad y sufrió para superar a un conjunto muy débil.

Publicidad

Westbrook aportó 24 puntos y los Lakers lograron el registro más bajo de pérdidas en la historia de la franquicia con solo 2 balones perdidos.

En los Rockets (10-34), el turco Alperen Sengün firmó la actuación de su vida con 33 puntos (con un alucinante 14 de 17 en tiros), 15 rebotes y 6 asistencias.

Publicidad

El español Usman Garuba consiguió 4 puntos, 2 rebotes y una asistencia en Houston y el mexicano Juan Toscano-Anderson logró 7 puntos, 2 rebotes y 3 asistencias en los Lakers.

ETERNO LEBRON
Ambos equipos habían jugado el domingo y entraron al partido con pocas ganas de defender.

Patrick Beverley, de vuelta con los Lakers tras dos encuentros, conectó dos triples y LeBron atacó la pintura sin encontrar oposición.

En el lado contrario, Sengün anotó 11 puntos desarmando la maltrecha rotación interior de sus rivales y Eric Gordon tiró de veteranía en sus penetraciones para sumar otros 11 tantos.

Publicidad

La segunda unidad angelina, con Westbrook marcando el ritmo, subió la intensidad defensiva pero una desafortunada falta en el último segundo de Toscano-Anderson, que dio tres tiros a Gordon, dejó el marcador muy apretado al terminar el primer cuarto (37-35).

Un parcial de 7-0 de salida animó a unos Lakers decididos a explotar el contraataque.

Publicidad

Pudieron haber roto el partido cuando se colocaron con un +13, pero la inconsistencia en ambas canastas de los locales y los puntos de Sengün y Gordon volvieron a dejar el marcador prácticamente en tablas (54-51 con 5.32 para el descanso).

El regreso de LeBron reactivó a los Lakers, que corriendo de nuevo al contraataque -y con un espectacular mate de "King James"- crearon un margen notable antes de irse al vestuario (73-61).

No cambió el partido en la reanudación: LeBron seguía anotando con facilidad, incluidos dos triples seguidos, y Sengün continuaba exhibiendo sus exquisitos recursos en el interior.

Los Lakers llegaron hasta el +16, pero la gran aparición de Jalen Green (11 puntos en ese cuarto) y la desconcertante desidia angelina mientras LeBron descansaba dejó el partido al filo de la navaja tras un parcial de 5-15 (102-98).

Publicidad

Tuvo que regresar LeBron para poner las cosas en su sitio con un parcial de arranque de 9-0 en el que metió 7 de esos puntos.

Pero, una vez más, los angelinos fueron incapaces de despegar en el marcador y los Rockets, tras un taponazo de Sengun y un mate de Kenyon Martin Jr., se pusieron a solo 3 puntos con cinco minutos por jugarse (119-116).

Publicidad

Darvin Ham, ante la inoperancia de Thomas Bryant y Wenyen Gabriel, optó en el desenlace por un quinteto bajo de los Lakers que fue un auténtico coladero en defensa.

Tanto es así que los Rockets, con 1:36 por jugarse, tuvieron posesión para empatar o ponerse por delante.

Sin embargo, Green perdió el balón y Westbrook y LeBron permitieron que los Lakers, por fin, respiraran tranquilos.

Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva. Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva.