Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo Caracol Sports blanco Notifiiaciones
Active las notificaciones para estar siempre informado del deporte nacional e internacional con Caracol Sports.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Drabin Alam, ciclista de Bangladesh.
Drabin Alam, ciclista de Bangladesh.

Conmovedor relato de un corredor que fue al Mundial de ciclismo para "mostrar que su país existe"

En el Mundial de ciclismo, la mayoría de pedalistas compiten por una medalla, pero algunos corren por razones especiales.

Por estos días se viene realizando el Mundial de ciclismo en la ciudad de Wollongong, Australia, donde ya se disputaron las pruebas de contrarreloj individual en todas las categorías. En la masculina élite, Tobias Foss fue el encargado de dar la sorpresa y quedarse con la medalla de oro.

El noruego venció en la meta al suizo Stefan Kung y al belga, recién campeón de la Vuelta a España, Remco Evenepoel. Hubo otros pedalistas que registrar un tiempo muy distante de los registrado por Foss, uno de ellos fue Drabir Alam.

Publicidad

A sus 39 años, se convirtió en el primer corredor de Bangladesh en disputar una cita orbital, en la prueba contra el cronómetro. "Estoy feliz de estar aquí. Esto significa mucho para mí", fueron las palabras que dio el pedalista al portal 'CyclingTips'.

“De hecho, me he estado preparando para esto durante un año. Y todo lo que quería hacer era mostrar que mi país existe y que hay ciclismo en mi país. Eso es todo. Eso es todo por lo que estoy aquí”, agregó el pedalista Drabir Alam.

Al final, el oriundo de Bangladesh, terminó en la última posición de la prueba, a 19 minutos y 11 segundos del ganador Tobias Foss.

“En el esquema global del ciclismo, nunca has oído hablar de la palabra ‘Bangladesh’”, dijo el bangladesí, quien lidera una ola de crecimiento del ciclismo en su país. “Hay una gran cantidad de jóvenes emocionados, que realmente están aprendiendo a andar en bicicleta”, agregó en sus declaraciones. 

Publicidad

Para culminar, el pedalista habló de lo sorprendido que estaba con el ambiente en Wollongong, Australia, donde fue la prueba: “Fue una locura. Había gente que sabía mi nombre. Pensé que saldría y habría un silencio total, con la gente preguntándose quién soy. Pero en realidad me estaban animando a mí, a Bangladesh. Fue algo increíble, fantástico”.

Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva. Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva.