Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo Caracol Sports blanco Notifiiaciones
Active las notificaciones para estar siempre informado del deporte nacional e internacional con Caracol Sports.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Luis Quiceno, corredor del Team Cartagena, en la Vuelta a Colombia
Luis Quiceno, corredor del Team Cartagena, en la Vuelta a Colombia
Instagram @luisquicenog

Luis Quiceno y la hipotermia que lo sacó de la Vuelta a Colombia: "Horrible; no se lo deseo a nadie"

Un frío intenso, las manos dormidas, la mandíbula entumecida y una dramática historia contada por el protagonista, quien, como otros casi 30 ciclistas, vivió un calvario.

El pasado domingo 12 de junio terminó la edición número 72 de la Vuelta a Colombia, la cual dejó toda clase de imágenes, entre caídas, celebraciones, lágrimas, sorpresas, nuevas promesas y a Fabio Duarte, como el gran campeón. Sin embargo, hubo una en particular que llamó la atención y dio de qué hablar; esta se presentó en la etapa 5.

Aquel martes 7 de junio, la fracción se disputó entre Yarumal y La Unión; todo transcurría con total normalidad, pero pasó lo inesperado. La lluvia apareció, la temperatura bajó a niveles extremos y, uno a uno, se fueron retirando varios corredores al sufrir de hipotermia, es decir, la "caída importante y peligrosa de la temperatura corporal".

Publicidad

Casi 30 ciclistas pusieron 'su pie en tierra', pero hubo uno en particular que dio de qué hablar, se hizo viral y dejó ver cómo la pasaron de mal, ya que se publicó un video en redes sociales, donde se le veía tiritando. Este fue el caso de Luis Quiceno, deportista antioqueño, quien hacía parte de las filas del Team Cartagena.

Su estado era alarmante. Basta con ver cómo varias personas se acercan rápidamente para auxiliarlo, con el fin de que no sufriera más o la situación pasara a mayores. Por fortuna, las maniobras hechas fueron efectivas y se recuperó. Eso sí, no tuvo otra alternativa que retirarse y poner punto final a su sueño en la Vuelta a Colombia 2022.

No obstante, como él mismo afirmó, "se perdió una batalla, pero no la guerra. Son cosas que pasan y hay que afrontarlas con madurez". Y es que en Caracol Sports hablamos con Luis Quiceno, protagonista de este curioso, pero extremo hecho, que causó impacto y revuelo en el país. En esta entrevista reveló detalles del calvario que vivió.

¿Cómo fue ese momento tan dramático, en la Vuelta a Colombia?
"Fue horrible. Las manos se durmieron, la mandíbula se entumeció y, en un momento, nos bloqueamos. El video mío fue el que se viralizó, pero fueron muchos corredores. Fue complejo porque quería seguir, ya que estaba en la carrera que quería y por la que me había preparado, pero por cosas alternas, todo se acabó y tomar esa decisión fue algo muy duro".

Publicidad

¿Qué se decía entre el pelotón, al ver lo que estaba sucediendo?
"Dentro del grupo e incluso entre mi equipo y los entrenadores, siempre hubo mucha comprensión porque entendían todo lo que estaba pasando. Cada uno de ellos fue muy amable y entendió la decisión que había tomado a raíz de lo que estaba pasando. Eso sí, debo ser sincero y es que eso que vivimos varios, no se lo deseo a absolutamente nadie".

¿Qué tan fuerte fue esa experiencia, comparada con otras del pasado?
"Ha sido la experiencia más horrible que he vivido. He tenido varias caídas, lesiones, golpes, en fin, porque eso hace parte del ciclismo, pero esto fue feo. Había estado en etapas muy frías, en jornadas de lluvia, algunas con mucho calor, otras con poco oxígeno, pero jamás había llegado hasta ese estado de hipotermia. Fue incómodo y lo que más me ha marcado".

Publicidad

¿Cuáles fueron las ayudas del médico del equipo, en ese momento?
"El carro siempre estuvo a mi lado apoyándome. Lo más triste es que iba bien y en las subidas lo hacía perfecto, pero en las bajadas era complejo y ni siquiera podía manejar la bicicleta, por el frío que sentía; no tenía control de mi cuerpo. Fue allí, cuando mi entrenador, Hernán Darío, vio que estaba llegando a un estado duro y donde seguir era imposible".

¿Cuáles fueron las maniobras que hicieron para evitar su retiro?
"Justamente, mi entrenador destapaba la comida y me la daba en la boca para que recuperara un poco de energía, también abrió varios geles para ver si cogía calor, pero nada fue suficiente. La verdad es que cuando se tomó la decisión de que no iba a seguir, de manera definitiva, fue porque ya mi vida podía estar en peligro, por alguna posible caída que tuviera".

En medio de la preparación previa a la Vuelta a Colombia, ¿Se contempló tal vez algo de esto?
"Es complejo. En muchos comentarios, en redes sociales, decían que como era un ciclista del Team Cartagena entonces no aguanto el frío, pero no es así porque soy antioqueño y he entrenado mucho por esa zona. La preparación fue la mejor y se entrenó fuerte, estando en un alto nivel, pero fue algo difícil de manejar; no en vano, más de 20 ciclistas se retiraron".

¿Qué le dijo su familia al ver lo que acababa de suceder?
"Siempre han estado a mi lado, apoyándome. En estos últimos meses pasé por momentos duros, en mi carrera deportiva, porque estuve varios años sin equipo, pero siempre estuvieron dándome alientos para no rendirme y seguir siendo ciclista, que siempre ha sido mi sueño, entonces si bien se preocuparon bastante, estuvieron ahí para darme ese 'calor de familia'".

Publicidad

También entendieron la situación...
"Sí, ellos más que nadie. Mi novia, Juanita Vélez, era la intermediaria, quien les contaba todo, entonces estaban al tanto. Eso sí, una de las cosas que más me dolió fue que mi familia estaba en La Unión, esperando a que llegara a la meta, pero no fue posible por lo que sucedió. El cuerpo no me respondió y fue triste. Pero siempre me dicen que están orgullosos de mí".

En medio de todo, ¿Qué balance hace de su participación en la Vuelta a Colombia?
"Había estado muy bien en esos días iniciales. Con el equipo habíamos ido a la Vuelta a Colombia a buscar protagonismo y arañar resultados o triunfos, los cuales, al final, dan la recompensa a los patrocinadores. Desde los primeras etapas, estuve en las fugas, llegadas, demostrando que estábamos en nivel. Lo que venía era duro, pero teníamos con qué dar la pelea".

Publicidad

Ahora, ¿Qué se viene?
"En la Vuelta a Colombia 2022 había buenas sensaciones, con motivación de terminar la competencia de la mejor manera. Sin embargo, lo que se presentó, con el frío, el clima, la temperatura y esa hipotermia terminaron con todo. Ahora, el hecho de haber estado bien, invita a seguir compitiendo. En Antioquia hay más carreras y ahí estaré, dando la pelea siempre".

De todo esto, ¿Qué experiencia le quedó?
"Como me dijo mi papá: 'se puede perder una batalla, pero la guerra sigue'. Son cosas que, sencillamente, pueden pasar; y se deben afrontar con madurez, preparándonos para lo que se venga. Disfruto mucho del ciclismo, entonces corro cuanta competencia haya y esa es la mentalidad que tengo para este segundo semestre del año, donde espero correr mucho".

Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva. Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva.