Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Active las notificaciones para estar siempre informado del deporte nacional e internacional con Caracol Sports.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

AFP
Rod Laver Arena (Melbourne, Australia).
AFP

Por aumento de casos de COVID-19 en Melbourne, se limitó el aforo en el Abierto de Australia

El uso de tapabocas será obligatorio para quienes asistan al primer Grand Slam del año.

La afluencia de público al conflictivo Abierto de Australia tendrá un límite del 50% de su capacidad, ya que los casos de COVIDA-19 y las hospitalizaciones siguen aumentando en Melbourne, según se anunció el jueves.

Los tapabocas también serán obligatorios en el Grand Slam inaugural del año, que comienza el lunes, excepto cuando se coma o se beba, y los espectadores deberán mantener la distancia social mientras estén en el interior.

"Estas actualizaciones de las disposiciones para el Abierto de Australia significarán que los aficionados, los jugadores y el personal pueden esperar un evento con una excelente seguridad de coronavirus", dijo el ministro de turismo del estado de Victoria, Jaala Pulford, en un comunicado.

Publicidad

En el torneo del año pasado se aplicó un límite similar en el extenso complejo de Melbourne Park, antes de que un cierre repentino de cinco días en la ciudad para contener un nuevo brote de coronavirus prohibiera la entrada a los espectadores.

Los partidos continuaron en estadios silenciosos y finalmente se permitió a los aficionados volver en un número reducido a lo que fue el primer Grand Slam de la era COVID, que acogió a grandes grupos de espectadores.

El jueves, Victoria informó de un récord de 953 pacientes del virus en los hospitales, con más de 220.000 casos activos en todo el estado.

Publicidad

Todo el personal y los jugadores del Abierto de Australia deben estar vacunados contra el coronavirus y, aunque la gran mayoría lo están, el número uno del mundo, Novak Djokovic, no lo está, lo que ha provocado un incidente mundial.

El número uno del mundo llegó a Australia hace una semana alegando una exención de la vacuna debido a un resultado positivo de la prueba PCR el 16 de diciembre.

Los agentes fronterizos rechazaron su exención alegando que una infección reciente era una razón insuficiente, rompieron su visado y lo llevaron a un centro de detención.

Publicidad


Sin embargo, el poderoso equipo jurídico de Djokovic, escéptico a las vacunas, anuló el lunes en los tribunales la decisión del visado por una cuestión de procedimiento relacionada con su entrevista en el aeropuerto.

El Ministro de Inmigración, Alex Hawke, está estudiando actualmente la posibilidad de volver a anular el visado.

Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva. Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva.

Publicidad