Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Active las notificaciones para estar siempre informado del deporte nacional e internacional con Caracol Sports.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

/Getty Images
St Helens y Catalans Dragons disputarán la final de la Superliga de Rugby a 13
/Getty Images

St Helens, el humilde equipo inglés que jugará la final de la Superliga de Rugby a 13

Este sábado, en el estadio Old Trafford de Manchester se conocerá el campeón de este tradicional torneo británico.

Muy vinculado a sus raíces obreras del norte industrial de Inglaterra, el rugby a 13 es el principal motivo de orgullo del St Helens, el rival de los Dragones catalanes el sábado en la final de la Superliga, el campeonato inglés.

La final contra los Dragones catalanes, un equipo francés originario de Perpiñán que participa en el campeonato inglés, se disputará en el mítico 'Teatro de los Sueños', el estadio Old Trafford, la casa del Manchester United.

Acabado el entrenamiento, los jugadores del del St Helens iban con frecuencia a compartir algunas pintas de cerveza al pub de ladrillos rojos, el 'British Lion', que regentaba el padre de Alex Service, en el barrio de Thatto Heath.

"El gran Cliff Watson traía él mismo los barriles desde la fábrica de cerveza, en una época en la que los jugadores tenían un trabajo aparte del rugby", recuerda este profesor jubilado.

Publicidad

La mayoría de ellos trabajaban en las minas de carbón o en las fábricas de cristal que durante mucho tiempo dieron vida a St Helens, una ciudad industrial de 100.000 habitantes a medio camino entre Liverpool y Mánchester.

"Desgraciadamente, la industria manufacturera ha declinado considerablemente en los últimos 50 años. Quedan vestigios, pero no tiene nada que ver con lo que fue", lamenta Alex Service.

En esta sociedad en mutación, los habitantes de St Helens se aferran a uno de sus símbolos: el club de rugby a 13, el segundo más laureado en la historia de Inglaterra.

Publicidad

- 15 títulos de campeón -

Fundados en 1873, los 'Saints' ('Santos') han conquistado en 15 ocasiones el campeonato inglés, en el que 11 de los 12 equipos actuales son clubes ubicados en una franja estrecha de Liverpool a Hull, en el norte de Inglaterra.

"Sus victorias, sobre todo contra los rivales más cercanos como Warrington o Wigan, son un gran motivo de orgullo para toda la ciudad", destaca Service, sobre todo durante la pandemia, "que afectó duramente al norte, pero felizmente teníamos el rugby para mantener la moral".

Hay que remontarse a 1895 y a la fundación del rugby a 13, en un ambiente de lucha de clases, para entender este afecto visceral de la región por esta disciplina.

Publicidad

Varios clubes del norte industrial de Inglaterra deseaban entonces poder compensar financieramente a los jugadores por las jornadas de trabajo perdidas en la fábricas, en los puertos o en las minas durante los días de partido.

Ante el rechazo de los clubes del sur, aristocráticamente muy apegados al amateurismo de su deporte, se produce un cisma que da lugar a dos entidades, la Rugby League (a 13) y la Rugby Union (a 15).

- "Contra el 'establishment'" -

Publicidad

"A lo amateurs del rugby a 13 les gusta pensar que los valores que llevaron al nacimiento de su deporte -- todo el mundo tiene derecho a jugar, sea cual sea su origen -- siguen teniendo fuerza en la actualidad", remarca Tony Collins, historiador del deporte.

"En todas partes del mundo, el rugby a 13 está orgulloso de su capacidad a sobrevivir contra vientos y mareas. Se ve como el pequeño deporte que se alza contra el 'establishment'", añade el autor de un libro sobre las raíces populares de esta disciplina ('Rugby League: A People's History').

Con su legendaria camiseta blanca con un escapulario rojo, los 'Saints' jugarán prácticamente en casa, ya que St Helens apenas está separada de Mánchester por una treintena de kilómetros.

Publicidad

Relacionados Noticias Deportivas
Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva. Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva.

Publicidad