Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo Caracol Sports blanco Notifiiaciones
Active las notificaciones para estar siempre informado del deporte nacional e internacional con Caracol Sports.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Camila Osorio y Sofía Gómez, dos destacadas deportistas colombianas.
Camila Osorio y Sofía Gómez, dos destacadas deportistas colombianas.
GettyImages

Camila Osorio y Sofía Gómez: así fue el encuentro de dos fuerzas del deporte femenino colombiano

La cucuteña Camila Osorio demostró sus habilidades con la raqueta y compartió experiencias con la apneísta pereirana, quien también practica el tenis desde hace año y medio.

Este viernes, la tenista Camila Osorio estuvo en una clínica de tenis en el Club Los Lagartos, en Bogotá, y habló con los medios de comunicación sobre su presente y su futuro como deportista. No obstante, compartió con algunos aficionados y tuvo una charla con la apneísta Sofia Gómez, quien ha logrado múltiples récords en esta disciplina a nivel panamericano, sudamericano y mundial.

Ambas deportistas respondieron algunas preguntas de los fanáticos y compartieron experiencias y consejos entre sí.

A continuación, las declaraciones de Camila Osorio y Sofía Gómez:

¿Cómo es el entrenamiento de una apneísta?
Sofia Gómez: “No me voy a poner con tecnicismos, pero uno entrena la capacidad de aguantar bajos niveles de oxígeno, que se llama hipoxia, y altos niveles de CO2. Uno hace una combinación de esas dos cosas. Entrenar en Bogotá es durísimo para cualquier deporte, pero para apnea, el triple. Uno ya empieza con un déficit de oxígeno, pero si me va bien entrenando aquí, cuando llegue al nivel del mar, mejor dicho, eso es una belleza. Y hago gimnasio también, hago un poquito de entrenamiento cardiovascular, no mucho porque lo que queremos es aumentar nuestra capacidad anaeróbica, entonces no es como que yo salga a correr maratones, pero si tengo un poquito de cardio y de fuerza. También hago estiramiento, para tener la caja torácica flexible, el diafragma, los músculos intercostales. Cuando voy al mar, hago entrenamiento de profundidad, que se hacen muchas repeticiones para adaptar el cuerpo a la presión, y llevar todo lo que hicimos en piscina, a hacerlo en una inmersión”.

Publicidad

¿Cuándo tomó la decisión de ser tenista profesional?
Camila Osorio: “La decisión la tomé cuando tenía 11-12 años, desde pequeña siempre pensé en que quería ser profesional. Yo estudiaba en un colegio normal y después tenía entreno desde las 3 de la tarde hasta las 8 de la noche y llegaba a hacer tareas. Entonces era pesado y en el colegio me quedaba dormida. Les dije a mis papás ‘no estoy rindiendo en el colegio y en el tenis tampoco’. Me sacaron del colegio y me pusieron a estudiar 'home school', eso ya me ayudó muchísimo y podía entrenar todo el día, mañana y tarde”.

¿A qué han renunciado para ser deportistas?
Sofía Gómez: “He sido deportista desde chiquita, entonces desde esa edad hemos renunciado a muchas cosas. La primera es tener una vida social de adolescente normal, pero la verdad nunca me hizo falta salir de fiesta o esas cosas, porque siempre he sido tan estricta con las cosas que quiero lograr que para mí lo más importante era entrenar, descansar, estudiar, comer y dormir. Sin embargo, ahora si hay algo, yo me casé este año y he pasado más tiempo fuera de Colombia que con mi esposo. Me casé y a los dos meses me fui. Esos son los ejercicios que uno hace más que todo con la familia y con los amigos, uno deja de pasar mucho tiempo con ellos para enfocarse en esas cosas importantes que uno tiene que hacer, y ahí es muy importante la familia. A mí me preguntan ¿tú cómo has logrado ser la deportista que eres? Siempre digo, sin mi familia es imposible, sin mi mamá que se levantaba a las cuatro de la mañana conmigo para llevarme a la piscina para entrenar, no estaría donde estoy, y eso es lo que me preguntan muchos niños, ¿tú cómo hiciste para llegar a dónde estás profesionalmente? Con el apoyo de la familia, es súper importante el apoyo de los papás, de la familia cercana, de los amigos, de todo ese círculo para que uno llegue a donde quiere llegar”.

Camila Osorio: “Mi papá y mi mamá llevándome a los entrenos. Creo que en principio lo más importante pues es la familia y depende mucho de los papás, que te lleven a los entrenamientos, que estén ahí. La disciplina viene más de los papás, que estén pendientes de todo, en el sentido de que pues el niño pueda estar en condiciones para llegar a un entrenamiento. El dejarlos a ellos, gracias a Dios he tenido la oportunidad de que me acompañen a los torneos, que eso es una bendición. Uno pasa muchas semanas solo y es duro. Termino el viaje de 10-12 horas, dos días viajando, conexiones, se perdió el vuelo, lo que sea. Pierdes en primera ronda, dices: ‘ahora qué hago’ y es estar más solo, es difícil”.

Camila Osorio celebrando un punto contra Ekaterina Alexandrova en el WTA de Guadalajara.
Camila Osorio celebrando un punto contra Ekaterina Alexandrova en el WTA de Guadalajara.
Robert Prange/Getty Images

Publicidad

¿Cuál es el partido que más frustración le generó?
Camila Osorio: “Pero sí me dio mucha rabia el partido de Monterrey, de hecho, 'Sofi' lo estaba viendo. Fue un partido muy duro porque tuve cinco puntos de partido para un campeonato, o sea, no es un partido normal para pasar otra ronda, sino ganar un torneo de otro título de WTA que significa mucho para mí, entonces me costó mucho. Me acuerdo esa noche no dormí, me levanté a las cuatro de la mañana, llamé a mi papá y le dije: ‘Papá, esa pelota’, porque hubo una pelota, antes de que se fuera la luz, que los que estaban en el lado de mi box, se dieron cuenta y la vieron mala. Me dijeron 'mala' que la cantara y yo pues la seguí jugando. Después veo la repetición del partido y la bola fue mala. Le digo a mí papá y me dice: ‘mami duerme’, y yo: ‘no puedo dormir, cómo voy a perder’. Eso me ayudó a aprender de esa situación, ya sé qué no tengo que hacer. En ese momento pasaban tantas cosas por mi cabeza que en otras situaciones no se dan. Estuve pensando cosas de más, queriendo hacer algo extraordinario, en vez de jugar simplemente. Para una próxima oportunidad espero no repetir lo mismo”.

¿Cuándo fue el momento más angustiante en su carrera en la apnea?
Sofia Gómez: “Fue la inmersión cuando estaba a dos metros del récord mundial. Uno llega al fondo de la inmersión y tiene que agarrar un testigo que, si uno no lo sube, le valen la inversión, pero te descuentan un punto. Llegué al fondo, tomé el testigo, pero se me cayó, pero pensé, ‘yo no me voy sin él’ y me sumergí más para tomarlo de nuevo. En esos cinco segundos me desesperé. Sentí que no iba a salir de ahí. Entonces empecé a subir la cuerda desesperadamente y ya me tranquilicé un poco cuando vi a los ‘safety’, que son los encargados de la seguridad en inmersión. Sin embargo, llegué a la superficie y me desmayé. A los cinco segundos me desperté. Después me di cuenta de que quería repetir esa inmersión, ya que de esos fracasos se aprende mucho: ¿Qué hice mal? y ¿Qué tengo que mejorar para seguir adelante?

¿Cómo hacer para enfocarse en que todo salga bien?
Camila Osorio: “En el tenis es igual que estar en el mar obviamente está la rival, pero te tienes que enfocar en ti mismo entonces yo entro a la cancha y me enfoco en lo que tengo que hacer. Obviamente cuando tú entras y ves a todo el público te dan esas maripositas en el estómago, pero ya después de que uno empiece calentar eso se va yendo poco a poco”.

Escrito por Daniel Parra Cuenca
Periodista Caracol Sports

Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva. Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva.