Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo Caracol Sports blanco Notifiiaciones
Active las notificaciones para estar siempre informado del deporte nacional e internacional con Caracol Sports.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Christopher O'Connell
Christopher O'Connell, tenista australiano.
AFP

Christopher O’Connell, de limpiar barcos a la tercera ronda del Abierto de Australia

Las lesiones lo alejaron varias veces de las canchas. En la madrugada de este sábado buscará otro triunfo histórico para su carrera.

Christopher O’Connel dio una de las noticias en las primeras jornadas del Abierto de Australia al superar al décimo tercer preclasificado, el argentino Diego Schwartzman. El australiano juega la presente edición del primer Grand Slam del año gracias a una invitación extendida por la organización del evento, y qué manera de aprovecharla: clasificando a la tercera ronda del torneo.

Publicidad


Su historia es peculiar. Confesó en el 2020, antes de su partido de segunda ronda en el Abierto de Estados Unidos, que necesitó una pausa del tenis. Las varias lesiones que sufrió lo habían alejado de las canchas por varios meses, a tal punto que la frustración fue tan grande, que no quería saber nada de tenis. “Me sentía frustrado por las constantes lesiones, quería hacer algo que no implicara una cancha de tenis, y opté por limpiar barcos junto a mi hermano”, comentó a la ATP en esa ocasión el tenista nacido en Sídney.

Hoy, con su mejor resultado en un ‘grande’ como lo es esta tercera ronda en el Grand Slam de su país y lejos de los barcos, disfruta como ninguno. Y es que eliminar a uno de los preclasificados no es cualquier cosa. "Es la mayor victoria de mi carrera. Hacerlo en el Abierto de Australia, en segunda ronda... es una sensación increíble. Es lo más grande que me ha pasado jamás en una pista de tenis. Llevo jugando a este deporte desde que tenía cuatro años, este tipo de momentos para mí significan cumplir un sueño. Puede sonar algo cursi, pero es la realidad", dijo en entrevista después del partido.

Comenzó el año como el 175 del mundo, pero hoy, gracias a su avance hasta la tercera ronda, puede estar ganando más de 16 posiciones el escalafón ATP, una cifra que puede ser mayor, si en la madrugada de este sábado gana su partido frente a otra de las revelaciones del año, el estadounidense Maxime Cressy.

Publicidad

Ya ha jugado seis partidos en la temporada 2022. O'Connell tiene una marca de cuatro victorias y dos derrotas en estos primeros torneos del año. Y es que la victoria sobre Schwartzman no había sido la única victoria sobre un jugador del Top 30. Ya en 2021 derrotó al italiano Jannik Sinner en Atlanta, hace unos meses atrás, por lo que seguirá buscando dar más sorpresas, esta vez, contra el 70 del mundo.

Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva. Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva.