Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo Caracol Sports blanco Notifiiaciones
Active las notificaciones para estar siempre informado del deporte nacional e internacional con Caracol Sports.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Noami Osaka
Naomi Osaka, tenista del Japón.
TIZIANA FABI/AFP

Naomi Osaka, tras su eliminación del Abierto de Australia: "No soy Dios, no puedo ganar siempre"

La tenista japonesa perdió en la tercera ronda y no podrá defender su título en Melbourne.

Una filosófica Naomi Osaka dijo este viernes que "no es Dios" y que no puede ganar siempre, después de que la defensora del título fuera eliminada del Abierto de Australia en tercera ronda por Amanda Anisimova.

Publicidad


La japonesa, cuatro veces campeona de Grand Slam, ganó el primer set en la Margaret Court Arena, pero la estadounidense, sin fuerzas, salvó dos puntos de partido en el tercero para dar una gran sorpresa por 4-6, 6-3 y 7-6 (10/5).

Osaka regresaba al tenis de Grand Slam tras un largo paréntesis después de una dura eliminación en tercera ronda del Abierto de Estados Unidos en septiembre, que sentenció la culminación de un año difícil en el que se vio acosada por las dudas y dijo que sufría depresión.

Antes del Abierto de Australia dijo que su objetivo para 2022 era divertirse más y trató de mantenerse optimista incluso después de que su defensa del título llegara a un final prematuro.

"Luché por cada punto, no puedo estar triste por eso. Ya sabes, no soy Dios. No puedo ganar todos los partidos", dijo la exnúmero uno del mundo, que era la cabeza de serie número 13.

Publicidad

"Siento que he crecido mucho en este partido. El último partido que jugué en Nueva York (US Open) creo que tenía una actitud completamente diferente, así que por supuesto perdí, pero estoy contenta con cómo me fue", añadió.

La derrota ante Anisimova privó a la jugadora, de 24 años, de una oportunidad ante la número uno del mundo, Ashleigh Barty, en la cuarta ronda.

Publicidad

Pero la nueva Osaka se mostró relajada por la oportunidad perdida y dijo que sólo se alegraba por la estadounidense de 20 años -aunque admitió que se mantendría alejada de las redes sociales para evitar verse envuelta en titulares negativos.

"Siempre es un partido de tenis, ¿sabes lo que quiero decir? Siento que las cosas externas vienen después. Pero es curioso, lo primero que haré, probablemente, cuando mire mi teléfono es borrar Instagram y Twitter, y luego probablemente no los volveré a descargar durante un par de semanas", afirmó.

"Para mí, es emocionante. No la derrota en sí, sino la persona con la que perdí porque está mostrando el crecimiento del tenis. Siento que ahora estoy en esta posición en la que si pierdo contra alguien, podría ser un titular, pero también creo que hace crecer a más superestrellas, y siento que eso es bueno para el juego", concluyó.

Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva. Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva.