Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo Caracol Sports blanco Notifiiaciones
Active las notificaciones para estar siempre informado del deporte nacional e internacional con Caracol Sports.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Logo de Wimbledon
Logo de Wimbledon
Getty Images

Wimbledon no dará puntos, pero sí una buena plata: la alta suma de dinero en premios que entregará

Esta fue la estrategia para convencer a los tenistas, quienes, por el solo hecho de participar, ya recibirán de entrada $236.321.867.

Un bote de 47 millones de euros ($201.947.777.951) es lo que ha puesto sobre la mesa Wimbledon para seducir a los tenistas que tuvieran dudas ante la decisión de la ATP y la WTA de no conceder puntos al torneo por vetar a rusos y bielorrusos.

El ganador del título se llevará 2,4 millones de euros ($10.312.226.959), tanto en categoría masculina como en femenina, pero el verdadero incentivo para los jugadores está en el premio por participar. Aquellos tenistas que jueguen la primera ronda se harán con 55.000 euros ($236.321.867), lo que supone un incremento del 4,2 % respecto a 2021, y un 11,1 % respecto a 2019, el último año que se pudo jugar sin restricciones por la pandemia.

Publicidad

Con estos incentivos, Wimbledon ha logrado esquivar una escabechina de bajas por parte de los jugadores, que este año, de manera excepcional, no competirán por puntos, solo por dinero y gloria. Cuando Wimbledon se convirtió en el primer torneo en sancionar a tenistas individuales, en este caso rusos y bielorrusos, para evitar su apoyo al régimen de Vladímir Putin, la respuesta de ATP y WTA fue la de cercenar los puntos del campeonato, por no respetar los ránkings y por tomar cierto carácter de torneo invitacional.

Sin embargo, la falta de puntos no ha espantado a los tenistas, al menos no a la mayoría de ellos. Y es que los Grand Slams son un pilar importante del sustento económico de los deportistas. Son los torneos que más dinero reparten, con una amplia diferencia respecto al resto. Fuera de Roland Garros y el Abierto de Australia, que dieron más de 55.000 euros ($236.321.867) respectivamente a los que perdieron en primera ronda, el siguiente torneo en la escala de premios esta temporada fue el Masters 1.000 de Madrid, que repartió 28.000 euros ($120.308.172) a los participantes.

La diferencia es tal que hay muchos tenistas que consideran que participar en los cuatro Grand Slams les permite subsistir el resto del año. A esto también ayuda que los cuadros sean de 128 jugadores y que, además del torneo individual, esté la posibilidad de jugar el dobles y el dobles mixto, donde los premios bajan, pero que aun así son superiores al resto de torneos.

El músculo económico del torneo, respecto a sus tres compañeros de Grand Slam, se explica desde el hecho que fue el único que tenía contratado un seguro contra pandemias antes de que llegara el covid. Esto le permitió ingresar cerca de 100 millones de libras (120 millones de euros), pese a que fue el único 'major' que tuvo que suspenderse en 2020.

Publicidad

La inyección por parte de la aseguradora les dio incluso la oportunidad de indemnizar a aquellos tenistas que hubieran podido participar por ránking en la edición de 2020 y Wimbledon repartió 12 millones de euros ($51.571.417.260) como gesto para ayudar a los jugadores.

También les benefició que en 2021 pudieron hacer un torneo casi libre de covid gracias a las relajadas medidas del Gobierno británico en el verano. El campeonato comenzó con restricciones de aforo, pero terminó con la pista al 100 % de su capacidad. Además, a diferencia de otros eventos como Roland Garros, está permitido el consumo de alcohol dentro del estadio, otro impulso financiero a las arcas de un torneo que genera más de 300 millones de euros anuales y que en 2021 tuvo un beneficio de 50 millones.

Publicidad

A tres días para que arranque el tercer Grand Slam de la temporada, las bajas más importantes se han debido a lesiones, como es el caso de Alexander Zverev, que se rompió los ligamentos del tobillo en Roland Garros, y Naomi Osaka, que se recupera de una lesión en el tendón de aquiles.

La única tenista en declarar abiertamente que no acudirá a Wimbledon ante la falta de puntos ha sido Eugenie Bouchard. La canadiense, que ganó el torneo en categoría júnior en 2012 y llegó a la final en 2014 en el cuadro principal, dijo que no jugará porque "no tiene sentido" gastar una de las invitaciones que tiene por ránking protegido -que se da a los tenistas por lesiones de larga duración- en un torneo que no le va a permitir subir puestos en la clasificación. La de Montreal actualmente no tiene puesto en la clasificación WTA ya que no compite desde marzo de 2021.

Relacionados Tenis Wimbledon
Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva. Síganos en Google Noticias con toda la información deportiva.